La reciente entrada en vigor del registro horario obligatorio ha cogido desprevenidos a empresarios y trabajadores de las empresas. Existen dudas sobre sus efectos, su funcionamiento e implicación en las entidades. Pero, ¿cuáles son los aspectos principales que se deben conocer de primera mano? Desde Morante Asesores, te contamos lo que necesitas saber sobre la novedosa normativa.

¿Qué se debe indicar en el registro?

Es necesario indicar con exactitud el inicio y el fin de la jornada laboral del trabajador, para controlar los excesos de jornada y que sean abonados. Hay que hacer saber cada entrada y salida, todos los movimientos que tengan incidencia en el cómputo de la jornada.

¿Cómo se controlaba hasta ahora?

La manera conocida hasta el momento ha sido la visita de los inspectores de trabajo a los emplazamientos de las compañías, que examinaban las jornadas especiales y, dentro de ellas, las correspondientes a contratos a tiempo parcial.

¿Para qué la han llevado a cabo?

La pretensión es generar una mayor seguridad jurídica, garantizar un trabajo decente, la conciliación laboral y la creación de empleo. Además, un control del horario estipulado para cada trabajador por contrato, asegura que éste se encuentra en plenas condiciones para desarrollar su actividad, por lo que también se reducirían casos de siniestralidad laboral.

¿Están las empresas obligadas?

Es una normativa a cumplir por das, independientemente de su tamaño. Incluye un registro individual de cada empleado, que tiene que ser guardado durante cuatro años. Y es una documentación que deberá estar disponible tanto para los representantes sindicales como para la inspección en los centros de trabajo.

¿Cuál es la forma correcta de hacerlo?

El registro de estas jornadas se puede gestionar desde un simple cuaderno de firmas hasta documentos Excel, tarjetas, aplicaciones en el móvil, huellas dactilares, detector de iris… Entre muchas otras.

¿Qué tipo de sanciones conllevaría el no hacerlo?

Es recomendable cumplir con esta nueva entrada en vigor, ya que su falta de realización podría ocasionar multas de entre 625 euros a 3.125 euros e incluso a 6.250, como grado máximo. Y, sería en julio cuando ya estaría activa esta política de sanciones.

Si tienes más dudas sobre la nueva ley, no dudes en contactar con nuestra asesoría para poder ayudarte.

 

Call Now Button